icono top envio
En nuestra tienda
En nuestra web
En nuestro blog
0 Total 0,00 €
 x 

El carro está vacío!

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Categorías

Autobronceadores: qué son y cómo usarlos

Los autobronceadores son productos cosméticos que nos permiten obtener un bronceado perfecto sin dañar la piel, a diferencia de los rayos UV. Son la mejor solución para quienes no tienen la posibilidad de disfrutar del sol o para aquellas personas con pieles sensibles que no pueden exponerse mucho tiempo a los rayos del sol, ya sea por un problema de lunares, pecas o fotosensibilidad. Además, se pueden utilizar en cualquier estación del año y son cómodos de aplicar en casa.

La piel consigue un color bronceado gracias a la dihidroxiacetona o la DHA, una sustancia derivada de la caña de azúcar. A diferencia de los rayos UV, esta sustancia se adhiere a las capas superficiales de la piel produciendo un bronceado natural muy similar al que se consigue con la luz solar. Los autobronceadores se limitan a colorear las células de la piel, por eso su efecto es pasajero.

A continuación te dejamos los pasos a seguir para conseguir el mejor bronceado mediante el uso de autobronceadores:

1. Exfolia. Antes de aplicar un autobronceador exfolia la piel para adquirir así un resultado uniforme.

2. Hidrata. Los autobronceadores por norma general tienden a resecar la piel, por lo que recomendamos aplicar un buen hidratante para conseguir mejores resultados. El mejor momento para hacerlo es después de la ducha.

3. Aplica el autobronceador. Una vez la piel esté exfoliada e hidratada, es el momento de aplicar el autobronceador. Las zonas del cuerpo más propensas a teñirse por su alta reserva en vitaminas son los codos, las rodillas y las palmas de pies o manos, así que presta atención a estas zonas y difumina bien el producto.

4. Extiéndelo muy bien. En el caso de zonas amplias como piernas y brazos será suficiente con aplicar una capa fina para que no quede exceso de producto. Si el resultado no es el color deseado, puedes volver a aplicar otra fina capa al día siguiente.

5. Periodicidad. Las veces que lo apliquemos dependerá del resultado que busquemos. Nosotros recomendamos aplicarlo de manera progresiva, un poquito cada día para ir aumentando el tono.

6. Lavarse las manos. Una vez aplicado, hay que lavar muy bien las manos, incidiendo especialmente entre los dedos. De esta forma evitamos que se queden especialmente coloreadas.

AVENE AUTOBRONCEADORA HIDRATANTE 100 ML es una buena opción a la que recurrir si deseas obtener un tono bronceado muy favorecedor sin someterte a las radiaciones del sol, y por lo tanto evitar el riesgo que ello conlleva. Puede ser utilizado tanto en rostro como cuerpo, y gracias a la acción de la Dihidroxiacetona en tan sólo una hora conseguirás un tono uniforme y natural. Además, está enriquecida con Agua Thermal de Avene, con propiedades calmantes y desensibilizantes.

Y tú, ¿te animas a probar los autobronceadores?

Valora este artículo del blog:
0
La importancia del uso de un buen after sun
Cuidado íntimo del bebé

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Jueves, 22 Agosto 2019
Si desea registrarse, por favor rellene los campos de nombre de usuario y nombre.

Imagen Captcha

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.