icono top envio
En nuestra tienda
En nuestra web
En nuestro blog
0 Total 0,00 €
 x 

El carro está vacío!

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Categorías

Grietas en el pezón: qué son y cómo tratarlas

lactancia

La leche materna es el alimento más completo para el bebé porque proporciona los nutrientes que necesita para su desarrollo, le ayuda a crear las defensas frente a infecciones y enfermedades, y se adapta a las características fisiológicas de su sistema digestivo. Además, la lactancia también proporciona beneficios a la mamá, aunque sí que es cierto que a veces puede provocar molestias, como en el caso de la aparición de grietas en el pezón.

Las grietas en el pezón son cortes o pequeñas heridas que suelen aparecer en el momento que iniciamos la lactancia debido a una mala técnica a la hora de dar de mamar al bebé. El síntoma principal de la aparición de grietas es mucho dolor, enrojecimiento e irritación del pezón y aureola, e incluso sangrado. Estas molestias pueden provocar el abandono de la lactancia materna, por lo que prevenirlas y plantarles cara a tiempo es muy importante.

Este problema suele aparecer debido a una mala postura del bebé al mamar, cuando el bebé no está bien colocado y su lengua y sus encías rozan contra el pezón. Para que no salgan, el bebé debe tener la areola del pecho bien introducida en su boca, ya que si sólo tiene introducido el pezón, el roce de su lengua y sus encías provocan dichas grietas.

Ahora bien, si te estás preguntando cómo afectan a tu bebé y a su alimentación, en principio no le afecta en ningún sentido a no ser que hablemos a nivel emocional, ya que el máximo dolor lo experimenta la madre en el momento de la lactancia y su nivel de estrés o intranquilidad se le puede transmitir al pequeño. Tampoco afecta ni a la calidad ni a la producción de la leche materna.

En cuanto al tratamiento de las grietas en el pezón, la mejor opción es corregir la postura a la hora de dar el pecho, a lo que podemos pedir consejo a una asesora de lactancia o comadrona. También puedes proteger la piel aplicando cremas especialmente diseñadas para los pezones agrietados, como por ejemplo AVENT CREMA ANTIGRIETAS DEL PEZON 30 GR; o con los PARCHES DE HIDROGEL 4 UNIDADES, unos parches suavizantes que refrescan y alivian el dolor.

Esperamos que este post te ayude a disfrutar de una lactancia materna más feliz y sin dolor. Recuerda que en nuestra farmacia puedes encontrar estos y otros muchos productos destinados al cuidado de la mamá.

Continuar leyendo
Valora este artículo del blog:
0
76 Hits
0 Comentarios

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.