icono top envio
En nuestra tienda
En nuestra web
En nuestro blog
0 Total 0,00 €
 x 

El carro está vacío!

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Categorías

Alergias alimentarias

Sin-ttulo

La alergia alimentaria es una reacción alérgica que puede manifestarse en diferentes partes del cuerpo como piel, manos, pies, boca, ojos y nariz, causando síntomas como enrojecimiento, comezón, manchas rojas en la piel, hinchazón de los ojos, boca y lengua, pudiendo algunas veces causar síntomas más graves como dificultad para respirar con sibilancias.

Principales Síntomas de Alergia Alimentaria

Los principales síntomas de una alergia alimentaria pueden surgir hasta 2 horas después de ingerir alimentos, bebidas o algún aditivo alimentario, y generalmente son:

  • Comezón y enrojecimiento de la piel
  • Placas rojizas e hinchadas en la piel
  • Hinchazón en los labios, lengua, orejas y ojos
  • Aftas
  • Nariz tapada y escurriendo
  • Sensación de malestar en la garganta
  • Falta de aire y dificultad en respirar
  • Dolor abdominal y exceso de gases
  • Vómito, diarrea o estreñimiento
  • Ardor y quemazón al evacuar


Los síntomas de la alergia alimentaria pueden surgir en todo el cuerpo y los síntomas más graves comienzan cuando está presente una sensación de malestar en la garganta que puede causar dificultades para respirar y falta de aire.

Cómo podemos prevenirla

Consiste en prevenir y evitar el contacto, ingestión o inhalación del alimento o componente del alimento causante de la reacción alérgica o intolerancia.
Las personas alérgicas a alimentos (y sus familiares en el caso de niños y adolescentes) deben llevar a cabo una serie de recomendaciones y buenas prácticas en la compra, cocinado, manipulación y consumo de los alimentos:

Compra. Ante la duda de si contiene o no el alimento/ingrediente al que se es alérgico, o ante una leyenda de “puede contener trazas de”, evitar su compra.
Cocinado y manipulación. Durante la preparación de los alimentos en la cocina, es recomendable llevar a cabo las siguientes buenas prácticas:

  • Eliminar totalmente del menú el alimento que pueda producir alergia, tanto el alimento en sí como ingrediente de los platos a preparar. Cocinar primero la comida del alérgico para evitar contaminaciones cruzadas.
  • Manipular cuidadosamente los utensilios (mejor si son exclusivos para el alérgico) cuchillos, tablas, batidoras, paños de cocina, sartenes, etc.
  • No usar el aceite que se ha utilizado para freír otros alimentos que puedan contener el alimento o ingrediente al que se es alérgico.
  • Almacenamiento hermético de los alimentos especiales en la nevera y en los armarios para no provocar contaminación cruzada.

Consumo. Es necesario tener en cuenta las siguientes recomendaciones cuando se vayan a consumir alimentos fuera o dentro del hogar:
Eliminar totalmente el alimento de la dieta, tanto el alimento en sí como los distintos productos que lo puedan llevar como ingrediente. No tomar el alimento si no se conoce con certeza si incluye el alérgeno.

Cuidado con alimentos elaborados como masas, bechamel, caldos para sopas y sopas, pan rallado, ensaladas, porque llevan gran variedad de alimentos que pueden producir alergias (leche, huevos, pescados…)

Aportar el certificado médico y la lista de alimentos a los que se es alérgico en lugares donde se vaya a comer para evitar su consumo: comedor escolar, campamentos, excursiones, hospitales, restaurantes, transportes (avión, tren, barco).

Continuar leyendo
Valora este artículo del blog:
0
79 Hits
0 Comentarios

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.