icono top envio
En nuestra tienda
En nuestra web
En nuestro blog
0 Total 0,00 €
 x 

El carro está vacío!

DESCRIPCIÓN

Las ampollas abiertas y preparadas para su pulverización se deben utilizar en un intervalo de 1 a 2 horas puesto que las ampollas generalmente no contienen conservantes.
No se puede utilizar en campos magnéticos fuertes puesto que pueden aparecer fallos funcionales en los elementos metálicos de la bomba de pulverización.

MODO DE EMPLEO
Abra la ampolla y colóquela en el soporte de ampollas. Coja entonces el cabezal de pulverización con el tubo, introduzca el tubo en el orificio de la ampolla y sitúe el reticulado del cabezal de pulverización entre las marcas del soporte de la ampolla.
Desplace conjuntamente el cabezal de pulverización y el soporte y preste atención a que el tubo se sumerja en la ampolla.
Cuando la junta del cabezal de pulverización abarque el cuello de la ampolla uniformemente y note la resistencia, gire el cabezal de pulverización mediante una ligera presión hasta 45º, para que éste enganche con el soporte.
La pulverización del fluido se produce mediente la presión del dispositivo de bombeo con el pulgar y el índice.
La dosificación suele seguir las recomendaciones del terapeuta. Un chorro de pulverización se corresponde con un volumen de pulverización definido de aproximadamente 0,09 ml por elevación.

Comentarios

Aún no hay comentarios para este producto.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.